El interruptor erótico

El interruptor erótico

El interruptor erótico

Hace unas semanas daba una charla sobre mujer y sexualidad, en la sala de un conocido centro comercial de Alicante. A posteriori, algunas asistentes me comentaban que les había resultado muy curioso el tema del interruptor on off, o también llamado interruptor erótico. De este modo, me animaron a escribir un pequeño post para darlo a conocer, ¡va por vosotras!

Y es que muchas parejas se mueven en esta dinámica, es decir, los encuentros íntimos giran en torno a un interruptor que está o en off o en on. Hay una serie de pasos que van dando las parejas, unas formas de proceder que cada miembro de la pareja conoce. Cuando se está en on, se van dando esos pasos que los dos conocen, y esos pasos o formas de actuar llevan a la pareja hasta el encuentro erótico, que casi siempre acaba en coito. Cuando la pareja está en off, todo esto no ocurre. Las parejas suelen hacer el recorrido hasta el final o suelen pararse en seco. Y si se paran en seco…¿qué ocurre entonces? Pues que se pierden todo el recorrido.

En ocasiones las parejas en la consulta comentan: “es que para no acabar, mejor no empezamos”. Esa es la trampa que en ocasiones genera problemas en las parejas. Y entonces ahí cabe plantearse: ¿qué es lo que esos dos miembros de la pareja desean?

Lo que posibilita el encuentro erótico son las ganas de compartir, y muchas veces se trata de hacer esos recorridos, de disfrutar de esos caminos y no tanto de estar pensando en la meta. Esto de los caminos y las metas ya lo comentaba en otro post, y vuelvo sobre ello porque cuando las parejas son conscientes de esto, suelen sentirse liberadas. Se dan cuenta de que pueden darse tranquilamente esos besos que antes rechazaban porque no apetecía el final de siempre; incluso muchas veces refieren que esos besos se disfrutan más.

Salir de la tiranía del interruptor on off muchas veces no resulta fácil para las parejas y requiere un trabajo y un replanteamiento de algunos aspectos básicos de la relación. Es recomendable centrarse en los deseos de ambos miembros de la pareja y suscitar un interés en recorrer caminos que pueden resultar gustosos. En definitiva, se trata de ampliar la hoja de ruta en los encuentros eróticos y dejar los rectilíneos interruptores para otros menesteres, ¿no os parece una propuesta interesante?

 

 

Ana Sabater.

Ana Sabater

Soy sexóloga. Me formé en el Instituto de Ciencias Sexológicas (Incisex)-Universidad de Alcalá (Madrid), fiel a la Teoría de los Sexos de Efigenio Amezúa. Mi curiosidad intelectual me llevó hasta esa casa, y fue una gran experiencia, tanto por los conocimientos adquiridos sobre la disciplina sexológica como por toda la gente que conocí.

Artículos Relacionados

Comments (2)

  1. Amparo
    Feb 23, 2016

    Muy interesante desde luego, para mí es una gran aportación en la sexualidad, de estos temas no se suele hablar, gracias por esta información!

    • Ana Sabater
      Ana Sabater
      Feb 24, 2016

      Muchas gracias por el comentario, Amparo. Me alegro de que te parezca una gran aportación, saludos!

Enviar un comentario

Tu email no será publicado