El estilo de nuestra relación

El estilo de nuestra relación

El estilo de nuestra relación

A menudo escucho preguntas como: ¿qué tipo de relación es mejor? o ¿cómo podemos tener una relación ”ideal”? La más habitual de todas es: ¿será que no somos compatibles? Desde luego, son preguntas totalmente comprensibles cuando en la pareja, en esos dos, existe alguna dificultad o problema.

Hay multitud de webs, revistas y demás medios que ofrecen soluciones mágicas, en forma de pasos, puntos a seguir, como comentaba en otro post. Y también hay una gran variedad de test de compatibilidades, que la ciencia poco ha demostrado que funcionen. A menudo ocurre que esos test, consejos y pautas, son una encerrona; sí, lo que lees: una encerrona, ya que generan malestares si no se cumplen esas expectativas. Si bien es cierto que absolutamente siempre no es así y, en algunas ocasiones, las cosas salen bien.

Y es que vuelvo a repetir, y repetiré: cada pareja es un mundo. A todas las parejas no les sirve lo mismo y cuando se intentan seguir directrices generales externas a la pareja, en muchas ocasiones surgen malestares. Al igual que cada sexuado es único y se construye sexualmente a lo largo de toda su vida, también cada pareja es única y se construye así. A esto hay que añadir los cambios en las distintas etapas vitales, y no hablo únicamente de los cambios en la erótica y amatoria, sino otros cambios situacionales y evolutivos.

Las creencias y actitudes configuran a los sujetos,  y crean el estilo de la relación de pareja, que la hacen así y no de otra manera. Las particularidades y peculiaridades de esa pareja no se dan igual en ninguna otra, y por eso decimos que cada pareja es única, y por qué no: bella. Con sus pros, con sus contras, de esos dos sexuados y de nadie más. Porque, seamos realistas, si contras no existieran, ¿no sería un poco extraño?

Ana Sabater.

 

 

 

Ana Sabater

Soy sexóloga. Me formé en el Instituto de Ciencias Sexológicas (Incisex)-Universidad de Alcalá (Madrid), fiel a la Teoría de los Sexos de Efigenio Amezúa. Mi curiosidad intelectual me llevó hasta esa casa, y fue una gran experiencia, tanto por los conocimientos adquiridos sobre la disciplina sexológica como por toda la gente que conocí.

Artículos Relacionados

Comments (2)

  1. Anónimo
    Mar 29, 2016

    Interesante reflexión……..no hay ninguna relación perfecta…

Enviar un comentario

Tu email no será publicado